sábado, 16 de abril de 2016

Mil palabras

Vamos en interminable subida, no fijamos un punto de llegada, aunque ambos sabemos cual es.

Pronto las fuerzas empiezan a perderse y cada momento se hace más difícil avanzar.

En un punto tu intentas parar, pero regreso y te animo a seguir adelante.

Tu me miras y sonríes y haces tu mejor esfuerzo en continuar el camino. Y aunque sabes muy bien que yo estoy igual de exhausto, con tu mirada me dices mil palabras que me hacen seguir avanzando a tu lado.

Vamos en interminable subida, pero no nos importa, porque nos acompañamos, porque vamos juntos.