miércoles, 15 de marzo de 2017

Las listas escolares (Bienvenido al infierno)


Una crítica a las exageradas listas de útiles que algunos colegios guatemaltecos piden a los padres de familia.

Demuestras tus mejores valores


Una llamada de atención a mostrar tus mejores valores con las personas.

El día del amor


Una llamada de atención para que no te frustres ese día.

Si quieres leer el artículo que inspiró el vídeo, léelo en este enlace.

Amaba la vida

Amaneció y no le importó la extensa jornada de trabajo que ya había calado en su cuerpo, tampoco le importó los pendientes que había que entregar el lunes siguiente, no le importó nada, porque ese día, era su día.

Nunca le había latido el corazón tan fuerte como en ese momento, sabía que era algo que debía hacer, el sudor en sus manos se lo confirmaba mientras se acercaba a enfrentar sus miedos.

Despacio, se colocó el sistema de seguridad, y con detenimiento, repasó en su mente los puntos de sujeción. Veía a todos lados, y siguió los pasos en su mente. Estaba preparada para volar.

Respiró profundo a la orilla del precipicio, sabiendo que en unos segundos, su vida pendería de ese cable que se sujetaba a su cintura. Era el momento de saltar, era el momento de sentir lo que sienten las aves al volar.

Esperó el momento oportuno, y sin cerrar los ojos, se lanzó al vacío. Sintió sus pies liberarse en la nada, y el viento se llevó con él todos sus miedos. Esos segundos de caída libre los sintió eternos. Era ella ante el mundo. Sonrió.

Amaneció y no le importó el dolor de cuerpo que le había quedado de su salto del puente. Salió de la cama con entusiasmo y llegó al trabajo cantando y saludando a todos con el mejor de los ánimos. Porque ahora, la vida tenía sentido, ahora, amaba a la vida.

lunes, 13 de marzo de 2017

Perdido en la nada

Vuelvo a estar en compañía de los pasos del reloj y las campanas de viento que hacen que me pierda en la nada.

Densa soledad

Te ves al espejo y te excita tu propia presencia.

Te sientes un ser único y has llegado a convencerte que naciste para embellecer al mundo.

Te cansaste de haber dado todo por todos en tu corta vida, y crees que ya es momento de dedicar el tiempo a ti mismo.

Te emociona consentirte y sientes placer en embellecerte.

Has encontrado un juguete sexual exquisito, pero al rato, el cuerpo con el que venía ya no te sirve. Debes buscar más juguetes.

Aún no comprendes por qué no te pagan más por lo que vales, y hasta que no sea así, no mostraras tu verdadero potencial.

Giras con los brazos abiertos, respirando el aire que fue hecho para ti, si, el mundo gira a tu alrededor.

Te carcajeas y maldices al destino, corres sin control sonriendo y gastando, pero nunca te diste cuenta, que el manto de los años se pegó a tu espalda.

Te has condenado. La muerte te está esperando hasta el final de los años, y sabe que al cabo de un tiempo, ahogado en una densa soledad, suplicaras por su llegada.

domingo, 12 de marzo de 2017

Sibaritismo virtual

Me levanté inspirado. Vi mi póster de Messi y la pintura de Frida Kahlo y pensé que el día sería asombroso.

Me vestí a la moda (como debe de ser) y con mi iphone en mano, salí de casa hacia mi trabajo.

Pasé comprado un café de Starbucks, y en el primer semáforo, aproveché para tomarme una fotografía. Eso sí, con un buen filtro de algún animal de moda. La verdad, es que me veía genial.

Sin embargo, algo lo arruinó todo, cuando estaba a punto de publicar mi fotografía en las redes sociales, me di cuenta que todo mundo hablaba de dos cosas: Un partido de fútbol y de unas niñas pobres que se habían muerto de no sé qué.

Esperé a medio día para publicar mi fotografía y que tuviera mejor impacto, pero a las doce en punto ¡la gente seguía hablando de esas niñas! No tuve más remedio que ver en mi muro de Facebook qué decía la gente acerca de eso, y de pronto, vi que esa persona con la que compito por popularidad, había publicado una carita triste por las niñas.

Como loco, busqué algo que sonara similar, y encontré una frase de un famoso ¡Esa serviría perfecto! Así que inmediatamente la publiqué, además, ese era un pretexto perfecto para publicar mi fotografía.

Aproveché para comentar algunos artículos y condenar al Estado, a la violencia, a los ateos, al aborto, a los motoristas y todo lo que la gente odia, sí, eso que está de moda. Y cuando alguien me contradijo, le respondí duramente, me fui contra él, no importaba si mis argumentos sonaran sin sentido, total, metiendo la religión en todo, yo tendría la razón y otros me apoyarían.

Hoy han pasado varios días de todos aquellos acontecimientos, ahora, ya puedo seguir publicando mis fotos con filtros, mi almuerzo, mi café, mi ropa y claro, ahora pongo en las redes frases de famosos con mi fotos ¡recibo muchos likes! La vida es hermosa.

Y es que a veces, la vida moderna nos llega a asquear.

jueves, 9 de marzo de 2017

Hogar seguro

Nací sin haberlo pedido, y en mi casa, desde ese momento, sólo escuché gritos y reproches. Yo tenía la culpa de todo, y al no saber qué hacer, me volví traviesa.

Ese fue mi error.

Mis padres, pronto perdieron la paciencia y me llevaron a ese lugar de sonrisas falsas y promesas inalcanzables.

Desde mi llegada comenzó la lucha. Tratando de sobre vivir en un lugar donde se burlaban de mí, donde los golpes, las humillaciones y el acoso se convirtieron en mi diario vivir.

Aún recuerdo la primera vez que ese señor me tocó, no comprendía por qué lo hacía, solo sabía que quien me había entregado a él, felizmente contaba su dinero.

Ahora, tenía un nuevo pesar a mis espaldas.

Las continuas violaciones a mi mente, mi cuerpo, mi ser, se sumaban a la terrible noticia que un día yo misma descubrí, cuando me percaté que mi período se había interrumpido.

El día del incendio fue horrible, traté de huir pero esas personas me lo impidieron. Vi caer a mis hermanas, intoxicadas por los gases que las colchonetas emanaban. Mi horror se convirtió en terror cuando sentí que las llamas me alcanzaron. Me sostuve el vientre y traté de escapar, pero no fue posible.

A lo lejos escuché el sonido de las ambulancias y como un ardor interno, sentí que el oxígeno de la mascaría me sostenía con vida.

Los lapsos de silencio y gritos en mi mente fueron intermitentes, hasta que poco a poco se apagaron. Sé que ya todo ha pasado, sé que ya nada puede empeorar, sé que los que me hacían daño, ya jamás podrán volver a hacerlo.

Porque ahora, camino a la luz, encontraré la paz y el hogar seguro, que tanto mi hija, como yo, un día anhelamos tener.

domingo, 5 de marzo de 2017

Algo malévolo en mi interior

En la oscuridad de la noche, la curiosidad me llevó a irme a hurtadillas a la sala de estar, y sin que nadie se despertara, me coloque los audífonos y me senté a escuchar ese disco de Brutal Death Metal que un amigo me había prestado.

No habían pasado más de dos canciones, cuando de pronto, sentí que algo malévolo en mi interior se retorcía con violencia. Mis ojos se abrieron con fuerza, mientras el dolor hizo que me sacudiera ferozmente en aquel sofá.

Inmediatamente vinieron las náuseas y mientras trataba de incorporarme, el vómito fue inminente. Aún podía escuchar la guitarra en su máximo frenesí, mientras por mi boca se expedía un líquido marrón, verde y rojo que se esparcía por toda la sala.

No podía incorporarme y el dolor cada vez se hacía más insoportable. Sentí que la muerte tocó mi hombro con firmeza. Con terror, volví a ver esperando encontrarme con aquella calavera metida entre una túnica negra, y una guadaña que daría sombra a mi terror.

Sin embargo, el rostro que vi, era el de mi novia que, como pudo, me levantó y me llevó al hospital más cercano.

Las pruebas de laboratorio confirmarían el diagnóstico del médico: Había pescado una gastroenteritis bacteriana, debido a los tacos al pastor que comí el día anterior.

Hoy ha pasado una semana de aquella terrible pasada, y gracias a los antibióticos y la dieta, estoy mejor que nunca.

¿Y qué fue de aquel disco de Brutal Death Metal? Pues nada, lo volví  escuchar en el auto, y déjenme decirles que estaba genial. Terminé comprando el disco.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Abrazar el silencio

¿Qué haces cuando te obligas a estar lejos de la persona que amas?

Extrañar su voz, sus eternas conversaciones que conducían a la nada, sus juegos, sus enojos, su llanto espontáneo, sus caricias, su mirada. Esa mirada que te posee y te hace sentirte en una absoluta paz.

Sonreír pensando en sus rodillas, y extrañar estar en oscuridad, mientras sus pies revolotean hasta el cansancio. 

Respirar su respiración, vivir el momento cómo si no hubiera un mañana, suspirar por el futuro mientras el vino se desvanece en su boca.

¿Qué haces cuando amas y estas lejos, que haces para abrazar el silencio?