jueves, 28 de abril de 2016

La mejor opción

Con atención y una gran curiosidad comenzó la lectura. Al poco tiempo se confundió y enredándose en el texto sus ojos se abrieron con el asombro. Sintió el sobresalto de su corazón que empezó a latir con fuerza mientras continuaba con la agobiante redacción que cristalizó sus ojos.

El temor, odio, compasión, rabia y amor se entre mezclaron en un torbellino que saturó su cabeza y su corazón. Se sentía ofuscado.

Las últimas líneas lograron resbalar una lágrima por su mejía y aunque no lo esperaba, aunque no quería hacerlo, sabía perfectamente que la única opción que tenía era tomar una decisión.

Al final de cuentas la hizo, y fue la mejor opción la que tomó.