viernes, 29 de abril de 2016

El anciano lloró

El anciano se levantó y vio con alegría que el canario ya estaba sano y listo para volar. En ese mismo momento lo sacó de la jaula y tomándolo entre sus trémulas manos lo llevó al jardín donde lo vio volar y perderse entre las nubes.


El anciano lloró.