sábado, 14 de mayo de 2016

Entre cánticos y vinos

Salió y se adentró en los helados bosques, en una noche sin luna. Cerró los ojos y a favor del viento lanzó un deseo y un beso. Del otro lado del mundo, entre cánticos y vinos ella sintió una caricia en el viento cálido del lugar. Suspiró y anheló estar en sus brazos.