sábado, 18 de junio de 2016

El magister

De noche, vio hacia las estrellas tratando de encontrar un sentido a esos años de esfuerzo y dedicación que en ese momento parecían desvanecerse en la nada.
Entendió que su corazón seguía latiendo por amor y que el tormento aún seguía junto a él.
No se sentía más inteligente, tampoco superior a nadie.
En ese momento solo sentía un fuerte compromiso con sus hermanos.
En ese momento se sentía solamente un ser humano, por cierto, un ser humano inconforme.

No hay comentarios: