jueves, 30 de junio de 2016

Aquí estoy

En su canto desesperado dejó tirada gran parte de su alma que con el tiempo llegaría a él de regreso y rejuvenecida. Él lo supo inmediatamente cuando leyó sus líneas que humildes le decían “aquí estoy”