miércoles, 7 de diciembre de 2016

flashazos de amor

Desde que te conocí, te volviste en mi objetivo. Te vi a través de un lente y tu cuerpo iluminó mi corazón. Te dejé plasmada en mi pantalla. 

Desde ese momento, utilicé filtros hasta que fueras la única en mi mente, y me enfoqué solamente en ti.

Tuve prioridad de velocidad para conquistarte, y procuré que tuvieras sensibilidad a mis atenciones. Yo sabía que contigo no había un manual de instrucciones, ni podía ir de modo automático. Así que utilicé un programa para conquistarte y estabilizar tu corazón.

Y tú, coqueta, diste prioridad de apertura a tu corazón, y colocaste tu dial sólo para mí. Fue así, que con el tiempo hicimos clic, y desde entonces, iniciamos un amor particular, el que llevamos a una zona creativa, donde, con cada disparo de atenciones, nuestras baterías nunca se agotan.

Ahora, nuestra exposición tiene dos puntos a favor, y cada día, nuestro balance es más blanco. Hemos acumulado flashazos de amor, que nos recuerdan que nuestra historia no terminará, hasta que un día, el diafragma de la vida, se cierre mientras nosotros, nos sub exponemos en un beso.