jueves, 20 de agosto de 2009

¿Para qué? En el tránsito.

El maquillarse en un semáforo o hablar por teléfono mientras conduces es tan estúpido como creerle a un político.