miércoles, 29 de diciembre de 2010

¿Metalllica o Megadeth? conciertos en Guatemala

Quisiera aclarar que esta entrada está dedicada especialmente a los amantes del precioso género musical: Heavy Metal, específicamente Thrash Metal. Aunque suelo escribir de otras cosas, el rock siempre ha estado en mis venas y me veía obligado a hacer este análisis comparativo que como bien lo dije en su ocasión “lo dejaré a finales de año para ser lo más objetivo posible”

Este año está por terminar y yo aún sigo con la mente en aquellos dos conciertos míticos que hicieron retumbar a esta golpeada y triste Guatemala.

Y claro la pregunta entre los amantes del Metal sigue en pie ¿Metallica o Megadeth? Aunque bien está claro que con dos de los grandes exponentes del género no se debieran comparar, el fenómeno que ocasionaron los conciertos y la clara diferencia de audiencia me hacen reflexionar y comparar. No quiero entrar en la historia de las dos bandas pues se perfectamente que quien lea estas líneas las conoce de sobra. Tampoco quiero entrar en la polémica de quien fue la primera banda del género y no quisiera que los comentarios giren entre sí “Metallica fue el primero o el género se puede rastrear desde Motorhead”

La noticia allá por diciembre del 2009 que Metallica por fin vendría a Guatemala me impacto ¡al menos uno de los grandes vendría y yo estaría allí! Recuerdo haber hecho fila con compañeros de trabajo el primer día que vendieron las entradas como una muestra de la lealtad al género más que por el rumor que se acabarían el mismo día (aunque confieso que por un momento lo creí) guardé mi entrada y la fotografié, desde ese día me dediqué a ladiscografía de Metallica, su biografía, todo me empapé nuevamente. Vibré con esos acordes que allá por finales de los ochenta me hicieron sentir fuerte. Sin embargo poco a poco vi como el fenómeno de mi juventud se regó como una epidemia por un sinfín de personas en mi país. Gente que jamás pensé que se interesaría por el género ahora irían al concierto de Metallica. El concierto se estaba convirtiendo en moda. Niñitos snob, desertores del rock, todos ahora irían al concierto de Metallica, inclusive escuche el anuncio en la radio que escuchan mis hijos de siete años. Pensé que la fiebre de Metallica era buena, ya que la afluencia traería a otros grupos de renombre, y así fue, cuando estando en el estadio recibí un volante que decía “Megadeth en Guatemala” recuerdo haber visto para todos lados atónito por la sorpresa pero no encontré mucho eco en los presentes.


Para que haré la cronología del concierto si por todos es conocido que estuvo genial, Metallica vino a dar el espectáculo que los amantes del género esperábamos, de hecho, sabíamos anticipadamente la lista de canciones y hasta el escenario en el que estarían, la pirotecnia fue genial y en fin, un banquete de Metal. Claro está que los comentarios de los siguientes días no dejaron de darme más de un dolor de cabeza (y hasta de estómago) cosas como “naa no fue tan bueno” hasta la blasfemia de “he visto mejores” ¿he visto mejores? Mis oídos no dieron crédito a lo que escuchaba ya que este pequeño servidor ha estado en muchos conciertos en Guate (y desde hace varios años) y jamás había visto un espectáculo de esa magnitud en tierras Guatemaltecas (sigo refiriéndome al género)


No dio mucho tiempo de recuperarse del golpe “death magnetic” cuando ya estaba de nuevo repasando la discografía de Megadeth. El pelirojo enardecido vendría a mi país y yo le vería tocar con rabia sus temas que en su momento me hicieron fortalecer mi espíritu metalero. Cuando escuché que tocarían todo el “Rust in Peace” me quedé atónito. Me enteré que en varios países se habían agotado las entradas en los primeros tres días de venta y pensé que este sería el concierto del año. Pero más sorprendido me quedé cuando no escuché más promociones en la radio, cuando me di cuenta que todos aquellos que juraron amor por Metallica ahora no conocían ni siquiera el nombre de la siguiente banda que estaría en mi país. El concierto de Metallica había sido un éxito en taquilla, pero me di cuenta (con fuertes sospechas desde el inicio) que en ese concierto estuve rodeado de unos 40,000 curiosos que se dejaron llevar por una moda. Ahora, en Megadeth vería a la verdadera comunidad Thrashera de Guatemala, los herederos del trono del Metal se darían cita, no importando que el concierto lo hicieran en el lugar más despreciable de Guatemala para conciertos de Metal. Ni su nombre quiero mencionar por el asco que me da recordarlo. Creo que eso influenció mucho la poca asistencia, pero si yo siendo viejo hice lo imposible por llegar ¿no lo haría un supuesto seguidor del Thrash?


Mil excusas escuché “es que salí tarde de trabajar”, “muy lejos el lugar” recordé como tuve que poner cara dura y arriesgarme en mi trabajo para ir al concierto. Por mi profesión y menester el notificar al decano que me iba a un concierto de Metal era como firmar mi despido inmediato, sin embargo lo arriesgué todo por el género y fui, junto a otros (exagerando) quinientos valientes que nos dimos cita a escuchar uno de los mejores conciertos del año. Y tampoco acá haré la cronología pero puedo decir que terminé enfermo de la garganta y con el cuello dolorido casi una semana, pero en serio, valió la pena.

Pero ahora retomo la pregunta que me planteé al inicio ¿Metallica o Megadeth? Teniendo la difícil pregunta en el aire y dado que muchos me lo preguntaron, no puedo más que dejar por un lado lo bello que fue para mí asistir a esos dos conciertos y decantarme por el concierto de Megadeth. Musicalmente no hay comparación. Cada uno con su estilo y talento, dieron lo mejor de sí y deleitaron al aguado público guatemalteco. Sin embargo, era más fácil para Metallica entregarse a un estadio lleno, que a Megadeth enfrentarse a un auditorio casi vacío.

Vi varios videos de los concierto que Megadeth dio tras dejar Guatemala y me di cuenta que acá no hubo mucha diferencia, hasta creo que fue mejor que en muchos otros países donde la voz de Mustain se afectó. Sin contar que en esos videos que vi, logré ver estadios repletos. Me pongo en los zapatos del señor Mustain salir al escenario y ver a ese público ¿le dio rabia o compasión? No lo se, pero si percibí el respeto al público y una entrega total. El lugar que ahoga el sonido y des motiva al asistente no fue obstáculo para que los verdaderos Metaleros llegaran. Logré ver varios “pit Mosh” armándose por todos lados, el público estaba más cómodo, no habían “niños bien” sorprendidos a punto de llorar en las esquinas como en el concierto de Metallica y creo que en el ambiente se generó (sin decir una palabra) la consigan “somos los que somos y demos lo mejor de sí” por eso la mayoría mosheamos y cantamos a todo pulmón los temas, todos nos identificamos.


¿Esto quiere decir que no disfruté el concierto de Metallica? ¿Megadeth es mejor que Metallica? Para nada, como dije al inicio de estas líneas, el asunto no es comparar a Metallica y Megadeth, el objetivo era comparar los conciertos, y a mi criterio muy personal el concierto de Megadeth fue más “genuino” pero no por la música en sí, sino por el público que asistimos a los distintos conciertos. Yo quisiera que en Guatemala hubiera 40,000 fanáticos del Metal, pero por mi experiencia en esos dos grandes conciertos la población no llegará a los 5,000. Solo queda esperar a que algún día venga Slayer y Anthrax y, si el concierto lo programan en la bodeguita del centro o en la casa de Juan Pérez, yo iré.

6 comentarios:

El Davilosky dijo...

Levantarse temprano y leer esto con un cafesito es como una buena plática en el centro un día sin mucho que hacer (lástima que hoy si tengo que hacer)

En fin, me agrada que la comparación sea de Conciertos y no de Bandas y aún más me agrada la empatía propuesta hacía Mustaine y su actitud ante lo que me atrevería a decir es parte de la idiosincrasia del "Chapín", el cual demostró con Metallica no su lado "Heavy" sino su lado "Wannabe", pero ante Megadeth demostró su indiferencia, su falta de cultura general, superficialidad y poca consistencia.

Yo confieso no haber ido a ver a Megadeth, no pongo excusas, solo tengo una razón, mi golpeado bolsillo no me lo permitió, pero en fin, fue un sacrificio con tal de seguir con mi sueño de vivir de la foto y un par de meses luego lo logré, para eso me tuve que perder a Rhapsody también, pero que se le puede hacer...

Quisiera poder imaginarme como fue el concierto de Megadeth, aunque haya sido en la galera, como ud dice debió ser algo más personal, más entre amigos, que se comprendían y sentían lo mismo, más suyo, más de Mustaine y eso quiero creer que lo hizo incomparable.

Por otro lado en el de Metallica, también es de reconocer la actitud de los muchachos, especialmente Hetfield al momento que se cayó el generador de energía y aún más la actitud de las personas que supieron esperar sin armar alboroto adentro, algo inimaginable para un público como el nuestro, aunque tal vez las condicionantes de seguridad, lo que prometía el show y el dinero "invertido" para estar allí hicieron que el público supiera esperar.

Que más da, conseguí ir a Metallica con mi mejor cuate, compramos las entradas 2 días antes y quedamos debiendo parte de ellas para un par de quincenas después, estuvimos en gramilla y obedecimos al amo, entre riffs y solos, simplemente tuvimos la obligación de disfrutarlo, Megadeth, será una materia pendiente, tal vez si me lo propongo, si lo agrego al "to do list" los llegaré a ver, ya tengo una buena referencia de una fuente confiable.

El Davilosky dijo...

Levantarse temprano y leer esto con un cafesito es como una buena plática en el centro un día sin mucho que hacer (lástima que hoy si tengo que hacer)

En fin, me agrada que la comparación sea de Conciertos y no de Bandas y aún más me agrada la empatía propuesta hacía Mustaine y su actitud ante lo que me atrevería a decir es parte de la idiosincrasia del "Chapín", el cual demostró con Metallica no su lado "Heavy" sino su lado "Wannabe", pero ante Megadeth demostró su indiferencia, su falta de cultura general, superficialidad y poca consistencia.

Yo confieso no haber ido a ver a Megadeth, no pongo excusas, solo tengo una razón, mi golpeado bolsillo no me lo permitió, pero en fin, fue un sacrificio con tal de seguir con mi sueño de vivir de la foto y un par de meses luego lo logré, para eso me tuve que perder a Rhapsody también, pero que se le puede hacer...

Quisiera poder imaginarme como fue el concierto de Megadeth, aunque haya sido en la galera, como ud dice debió ser algo más personal, más entre amigos, que se comprendían y sentían lo mismo, más suyo, más de Mustaine y eso quiero creer que lo hizo incomparable.

Por otro lado en el de Metallica, también es de reconocer la actitud de los muchachos, especialmente Hetfield al momento que se cayó el generador de energía y aún más la actitud de las personas que supieron esperar sin armar alboroto adentro, algo inimaginable para un público como el nuestro, aunque tal vez las condicionantes de seguridad, lo que prometía el show y el dinero "invertido" para estar allí hicieron que el público supiera esperar.

Que más da, conseguí ir a Metallica con mi mejor cuate, compramos las entradas 2 días antes y quedamos debiendo parte de ellas para un par de quincenas después, estuvimos en gramilla y obedecimos al amo, entre riffs y solos, simplemente tuvimos la obligación de disfrutarlo, Megadeth, será una materia pendiente, tal vez si me lo propongo, si lo agrego al "to do list" los llegaré a ver, ya tengo una buena referencia de una fuente confiable.

El Davilosky dijo...

\m/

Levantarse temprano y leer esto con un cafesito es como una buena plática en el centro un día sin mucho que hacer (lástima que hoy si tengo que hacer)

En fin, me agrada que la comparación sea de Conciertos y no de Bandas y aún más me agrada la empatía propuesta hacía Mustaine y su actitud ante lo que me atrevería a decir es parte de la idiosincrasia del "Chapín", el cual demostró con Metallica no su lado "Heavy" sino su lado "Wannabe", pero ante Megadeth demostró su indiferencia, su falta de cultura general, superficialidad y poca consistencia.

Yo confieso no haber ido a ver a Megadeth, no pongo excusas, solo tengo una razón, mi golpeado bolsillo no me lo permitió, pero en fin, fue un sacrificio con tal de seguir con mi sueño de vivir de la foto y un par de meses luego lo logré, para eso me tuve que perder a Rhapsody también, pero que se le puede hacer...

Quisiera poder imaginarme como fue el concierto de Megadeth, aunque haya sido en la galera, como ud dice debió ser algo más personal, más entre amigos, que se comprendían y sentían lo mismo, más suyo, más de Mustaine y eso quiero creer que lo hizo incomparable.

Por otro lado en el de Metallica, también es de reconocer la actitud de los muchachos, especialmente Hetfield al momento que se cayó el generador de energía y aún más la actitud de las personas que supieron esperar sin armar alboroto adentro, algo inimaginable para un público como el nuestro, aunque tal vez las condicionantes de seguridad, lo que prometía el show y el dinero "invertido" para estar allí hicieron que el público supiera esperar.

Que más da, conseguí ir a Metallica con mi mejor cuate, compramos las entradas 2 días antes y quedamos debiendo parte de ellas para un par de quincenas después, estuvimos en gramilla y obedecimos al amo, entre riffs y solos, simplemente tuvimos la obligación de disfrutarlo, Megadeth, será una materia pendiente, tal vez si me lo propongo, si lo agrego al "to do list" los llegaré a ver, ya tengo una buena referencia de una fuente confiable.

El Davilosky dijo...

Levantarse temprano y leer esto con un cafesito es como una buena plática en el centro un día sin mucho que hacer (lástima que hoy si tengo que hacer)

En fin, me agrada que la comparación sea de Conciertos y no de Bandas y aún más me agrada la empatía propuesta hacía Mustaine y su actitud ante lo que me atrevería a decir es parte de la idiosincrasia del "Chapín", el cual demostró con Metallica no su lado "Heavy" sino su lado "Wannabe", pero ante Megadeth demostró su indiferencia, su falta de cultura general, superficialidad y poca consistencia.

Yo confieso no haber ido a ver a Megadeth, no pongo excusas, solo tengo una razón, mi golpeado bolsillo no me lo permitió, pero en fin, fue un sacrificio con tal de seguir con mi sueño de vivir de la foto y un par de meses luego lo logré, para eso me tuve que perder a Rhapsody también, pero que se le puede hacer...

Quisiera poder imaginarme como fue el concierto de Megadeth, aunque haya sido en la galera, como ud dice debió ser algo más personal, más entre amigos, que se comprendían y sentían lo mismo, más suyo, más de Mustaine y eso quiero creer que lo hizo incomparable.

Por otro lado en el de Metallica, también es de reconocer la actitud de los muchachos, especialmente Hetfield al momento que se cayó el generador de energía y aún más la actitud de las personas que supieron esperar sin armar alboroto adentro, algo inimaginable para un público como el nuestro, aunque tal vez las condicionantes de seguridad, lo que prometía el show y el dinero "invertido" para estar allí hicieron que el público supiera esperar.

Que más da, conseguí ir a Metallica con mi mejor cuate, compramos las entradas 2 días antes y quedamos debiendo parte de ellas para un par de quincenas después, estuvimos en gramilla y obedecimos al amo, entre riffs y solos, simplemente tuvimos la obligación de disfrutarlo, Megadeth, será una materia pendiente, tal vez si me lo propongo, si lo agrego al "to do list" los llegaré a ver, ya tengo una buena referencia de una fuente confiable.

xIvanEdgex dijo...

para no dejar otro largo testamento de comentario solo dire algo:

Chilero!!!

Mario Bulux dijo...

lo bueno de que hayan hecho el toque de Megadeth en Mundo E es que daba la sensación de estar en el Hangar 18 jejeje buen review