martes, 19 de octubre de 2010

Con chucherías y gaseosas

Jugando un buen videojuego me escapé de la realidad. Yo era un épico guerrero en búsqueda de restaurar el orden que yo mismo había roto. En esa cruenta batalla destruí enemigos, salvé a la bella princesa y vencí al mal. Y lo mejor de todo, pude retroceder el tiempo. Muchos creen que el jugar un videojuego así es una pérdida de tiempo, que es una burla a Dios o a la sociedad. Que doy mal ejemplo a las futuras generaciones y que estoy enseñando violencia a mis hijos. Sin embargo ¿cómo le explicas eso a dos niños que lucharon junto a su padre y vencieron al mal? Tal vez mis hijos no entiendan aún muchas cosas, pero saben que si haces algo mal debes repararlo en la medida de lo posible. Ellos saben que esa "perdida de tiempo" fue invertida en ellos, con chucherías y gaseosas; en esas eternas batallas tuve el tiempo suficiente para explicarles la diferencia entre el mundo real y el virtual, que una herida en el videojuego es simplemente presionar un botón y que en la vida real tiene efectos devastadores. Ellos creen que soy su héroe en la vida real, pero su compañero de batalla en el mundo virtual, y que si tenemos diferencias u opiniones encontradas se pueden resolver con una partida de autos. Yo no quiero pretender ser un padre perfecto, de hecho la mayoría cree que soy un mal padre (y tal vez lo sea) pero mientras llegue el tiempo que las dos personas más importantes en mi vida me juzguen, yo seguiré luchando contra el mal al lado de esos dos grandes guerreros que me acompañan. ¡allí viene Kaelena con las aguas!

4 comentarios:

Nano dijo...

De la pocas personas que conozco, que sabe que los Videojuegos son un arte, le sabe sacar el jugo y el provecho para lo que fueron creados, Los videojuegos son para compartir y enseñar y como padre, lo esta haciendo muy bien, le enseña antes que el mundo pagano de humanos ignorantes les enseñe a ellos, por que algunos humanos prefieren criticar a los juegos, pero ahí están viendo la Academia, mandando mensajes y votando por presidentes tontos.

rodalexhernandez dijo...

Gran pensamiento Lic. Guzman y tiene razón el balance y denotar la realidad hará que cualquier actividad sea buena romper el balance hara que cualquier actividad sea un vicio. No es un mal padre no le crea a las viejas hipócritas percinadas que han hecho peores cosas que uno crearle a los q importan sus chavitos.

rodalexhernandez dijo...

Gran pensamiento Lic. Guzman y tiene razón el balance y denotar la realidad hará que cualquier actividad sea buena romper el balance hara que cualquier actividad sea un vicio. No es un mal padre no le crea a las viejas hipócritas percinadas que han hecho peores cosas que uno crearle a los q importan sus chavitos.

F. Daniel Meza. dijo...

En la profundidad de ver las cosas buenas en lo que para otros es un mal inventado, está la grandeza de la sabiduria, algo que no cualquiera tiene el don de ver, ni apreciar y mucho menos aprender de ellas, en estas cosas, que para muchos son absurdas son a través de las cuales nos habla Dios, y muchos por discutir que es bueno y que es malo; viendo así solo lo negativo, nos perdemos lo grande de lo simple y la enseñanza de la vida a través estas. Sigamos adelante haciendo lo que creemos que es correcto y lo que engrandece a nuestro prójimo, que eso nos engrandecera a nosotros mismo! Felicidades Arnulfo...