domingo, 19 de mayo de 2013

En la oficina.

Y en medio de un silencio sepulcral se escuchan clics que me recuerdan que cada día somos menos humanos.